COPA DE LA LIGA: PSG busca una nueva Copa de la Liga para olvidar el fracaso europeo

0
174

El París Saint-Germain, todavía dolorido por su eliminación ante el Real Madrid en octavos de final de la Liga de Campeones, buscará el sábado en Burdeos una quinta Copa de la Liga consecutiva, en una final ante el Mónaco.

Será un duelo entre el primero y el segundo de la Ligue 1 francesa, entre el equipo que probablemente ganará el campeonato nacional este curso y el que lo conquistó hace un año. Pero pese a ello, la diferencia entre PSG y Mónaco parece grande y descompensada a favor del equipo de la capital.

Las inversiones parisinas fueron enormes al principio de este curso (Neymar y Kylian Mbappé costaron ya 400 millones de euros entre los dos) y pese a que en las competiciones francesas el club sí ha respondido, el fracaso europeo amenaza con eclipsar todo.

Pese a ello, ganar la Copa de la Liga se ha convertido en una obligación para Unai Emery, si no quiere que las tormentas vuelvan a descargar con fuerza sobre él.

Al principio de la temporada, el PSG ya se impuso al Mónaco en otra final, la del Trofeo de Campeones (la Supercopa de Francia), entonces por 2-1.

En la liga francesa, la ventaja del París Saint-Germain sobre el equipo del Principado es de 17 puntos y no parece haber mucho suspense.

Teniendo en cuenta que el equipo parisino está clasificado también para semifinales de la Copa de Francia, el ‘triplete’ nacional de final de temporada se presenta como la única manera de salvar la temporada de alguna manera. Y ello pasa por empezar levantando una nueva Copa de la Liga, donde el PSG lidera el palmarés con 7 títulos y el Mónaco apenas tiene uno, el de 2003.

Hace un año, el París Saint-Germain arrolló ya 4-1 al Mónaco, entonces en una final disputada en Lyon.

La Copa de la Liga francesa se esfuerza por dar más brillo a una competición considerada tradicionalmente menor.

Se espera una retransmisión televisiva a “150 territorios” y la Liga de Fútbol Profesional (LFP) francesa anunció la presencia de viejas glorias como el alemán Jürgen Klinsmann, campeón mundial en 1990 y exjugador del Mónaco (1989-1992), invitado a presentar el trofeo antes del partido.

– ¿El último desafío de Emery? –

Para Emery, la eliminación en octavos de final de la Liga de Campeones por segundo año consecutivo parece condenarle a que su contrato, que termina en junio, no vaya a ser renovado.

Por ello puede ser la despedida del técnico vasco de esta competición, aunque en el PSG intentan echar balones fuera cuando se les pregunta por el asunto.

“El objetivo de toda la familia del PSG no es otro que Burdeos”, escribió Emery el lunes en Twitter, aludiendo a esta final contra el Mónaco.

En declaraciones el jueves al diario L’Équipe, el director deportivo del París Saint-Germain, Antero Henrique, dijo que “no es el momento para hablar” sobre el futuro del entrenador.

Emery no podrá contar con Neymar, que continúa con su recuperación tras una operación en Brasil, ni con Thiago Motta, suspendido, pero sí tendrá como armas ofensivos al argentino Ángel Di María y a Kylian Mbappé, convocados pese a un pequeño susto con sus respectivas selecciones.

Pero si hay un hombre llamado a asumir grandes responsabilidades en el ataque del equipo de París es el uruguayo Edinson Cavani, un especialista en finales de la Copa de la Liga: ha marcado en tres de las cuatro que ha disputado, en las tres ocasiones con dobletes.

Por su parte, el Mónaco llega en un momento dulce al partido, tras haber ganado siete de sus últimos ocho partidos. La única baja que lamentar será la del atacante Keita Baldé.

“Somos ambiciosos, tenemos una cultura de triunfo, queremos el trofeo”, declaró Vadim Vasilyev, el vicepresidente del Mónaco.

Fuente: lanacion.com.py

Deja tus comentarios