LIGUE 1: Frank McCourt cambió los Dodgers por el Marsella

0
88

Frank McCourt, el nuevo dueño del Marsella, construyó su fortuna millonaria a base de inversiones inmobiliarias. En los EE UU, no sólo es famoso por eso, también ha sido el dueño de los Dodgers, la franquicia de béisbol de Los Ángeles. Compró el equipo en 2004 pero tuvo que venderlo en 2012. En ocho años solo ganó tres títulos de campeón de la División Oeste. Pero McCourt se distinguió por ser noticia en lo extradeportivo.

Nombró a su mujer presidenta del club, pero la despidió después de una de las eliminaciones. La historia se enquistó y acabó en un divorcio que le costó 130 millones de euros. Esa historia personal aderezada a un tren de vida descomunal, provocó la quiebra de los Dodgers.

En 2016 cruzó el charco y compró el Olympique por 40 millones de euros. Su etapa en los Dodgers no era la mejor carta de presentación. Cuando llegó anunció su “amor por el deporte” y señaló que “el Olympique es una de las marcas más atractivas del mundo”. A su entender el Marsella “necesita trabajo” pero cree que bajo su tutela “volverán a llegar los éxitos”. Rápidamente el americano encontró un nombre para su proyecto, el OM Champions project.

La idea es volver al máximo nivel europeo. Y para ello, prometió invertir unos 200 millones de euros en cuatro años. Con ese anuncio calmó a los hinchas y ganó tiempo. Hoy, lucha por los lugares que dan acceso a la Champions y el club vivirá otra final europea. Será la quinta de una entidad que tiene el récord entre los clubes franceses.

Construyó una plantilla inteligente con jugadores expertos, jóvenes y extranjeros. Su composición, de varias nacionalidades, es el reflejo de la afición marsellesa. Y eso acercó la afición al equipo. No se había visto un ambiente en el Vélodrome como en las dos últimas eliminatorias desde que fueron campeones en 2011. Aunque el Marsella pierda hoy, la gestión de McCourt no será criticado. Y eso da fuerza al proyecto que está en el camino correcto.

Fuente: as.com

Deja tus comentarios