LIGUE 1: Con un gol y varios lujos de Neymar, el PSG le ganó el clásico al Monaco

0
219

Hay que asumirlo, están un peldaño por encima del resto. El PSG volvió a hacer gala este domingo de una pegada fuera de lo común para pasar por encima del Mónaco, vigente campeón de la Ligue 1 y que no levanta cabeza a raíz de la desbandada del pasado verano, cuando perdió a varias piezas clave como MendyBakayokoBernardo Silva o Mbappé.

Precisamente la perla gala por excelencia, que había marcado la previa del choque por su regreso al Louis II, se fue de vacío de su antiguo feudo pese a disponer de incontables ocasiones para aumentar sus registros personales. Una baja efectividad de la que se contagiaron sus compañeros, que perdieron la oportunidad de dar un golpe de autoridad histórico y que acabaron pidiendo la hora (1-2).

Las primeras opciones no tardaron en llegar. Mbappé, en el minuto 2, dispuso de la primera tras recibir un gran servicio al espacio de Neymar y esquivar la salida de Subasic pero, incomprensiblemente, erró el tanto a puerta vacía. Situación similar a la experimentada por Draxler poco después, cuando el alemán desaprovechó un pase de la muerte en el segundo palo.

CAVANI ABRE LA LATA

La defensa experimental compuesta por cinco zagueros que dispuso Leonardo Jardim comenzaba a hacer aguas y en el 19′ se derrumbó por completo gracias, en buena medida, a un pase entre líneas filtrado por Rabiot para Draxler. El alemán asistió a un Cavani libre de marca y ‘El Matador’ hizo gala a su apelativo para batir a Subasic con un toque sutil.

Falcao, que compite con el uruguayo como máximo goleador de la Ligue 1, trató de sorprender a Areola a balón parado pero fue Subasic el que tuvo que exprimirse al máximo para salvar el 0-2 antes del descanso ante un malintencionado remate cruzado de Draxler.

‘NEY’ SUMA Y SIGUE

El guión se mantuvo tras la reanudación y la productividad ofensiva del PSG volvió a funcionar a pleno rendimiento. Un remate al poste de Neymar y una vaselina de Mbappé que Subasic salvó con la yema de los dedos fueron el preludio del 0-2. En el 51′ el propio ‘Ney’ forzó un penalti de Touré que él mismo convirtió al engañar al meta monegasco para convertir su octavo tanto del curso en el campeonato francés.

Pese al 0-2 el Mónaco no bajó los brazos aunque volvió a verse lastrado por sus imprecisiones en los últimos metros. Un patrón que compartió con un PSG que mantuvo vivo a su rival por sus reiterados errores ante el gol.

ESPERANZA FINAL

Rabiot, con un tiro demasiado alto, y Mbappé, con dos mano a mano, dejaron con vida a un Mónaco que también suspiró de alivio cuando Jemerson estrelló un balón contra el poste de su propia portería y, poco después, cuando Cavani perdonó un testarazo ‘marca de la casa’ completamente libre de marca.

El que perdona lo acaba pagando y Moutinho, a diez minutos del final, reabrió el choque con un afortunado tanto a balón parado después de un lanzamiento que desvío Mbappé de forma accidental. Con el 1-2 le entraron las prisas a un PSG que, pese a los cambios de Emery, acabó pidiendo la hora y pudo sufrir un castigo mayor ante la insistencia final de un Falcao que acarició el empate sin éxito.

Fuente: sport.es

Deja tus comentarios