Adrien Rabiot obligado a jugar con inteligencia y con prudencia física

No es inmediatamente cuando miramos su entrada como lateral izquierdo contra Portugal (52 min), pero el mediocampista Adrien Rabiot ha estado tocado por un dolor en el tobillo desde su final de temporada con la Juventus de Turín. Este problema físico le hizo perderse el segundo partido amistoso de preparación contra Bulgaria (3-0, 8 de junio).

Seguramente tampoco es ajeno a la elección de Didier Deschamps ante Portugal (2-2, miércoles), tras una actuación mediana frente a Hungría unos días antes (1-1, 19 de junio).

 En el marco de los Blues, se estima que el ex parisino pueda llegar a la final de la Eurocopa pese a este inconveniente. El jugador, que no pretende correr riesgos excesivos, debe manejarse con prudencia ante los partidos que quedan por disputar en caso que los galos sigan avanzado.

El Barcelona se había puesto de rodillas durante el Mundial de 2018 por el caso de Samuel Umtiti. Desde entonces, el defensa central nunca ha recuperado el nivel y el tiempo de juego que tenía antes de la campaña rusa. Todavía los medios españoles aseguran que la presión de colocar a Umtiti en cada uno de los partidos pudieron afectar su carrera profesional.

De cara a los portugueses, Rabiot, en una posición que no es la suya, hizo una buena actuación, sin dar la impresión de estar disminuido. Este jueves, el turinés se contentó realizando una sesión de trote muy ligero, en compañía del preparador físico Cyril Moine, Karim Benzema y Kingsley Coman.

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios