André-Pierre Gignac intenta explicar el fracaso de los Juegos Olímpicos

La campaña del Equipo Olímpico Francés en Tokio se convirtió en un fiasco. A pesar de un estallido de orgullo ante Sudáfrica, los hombres de Sylvain Ripoll se han hundido a grandes distancias.

Veinticinco años se esperó para ver a Francia en unas Olimpiadas. Por primera vez desde Atlanta en 1996, el Equipo France Espoirs compitió en uno Juegos Olímpicos. Sin embargo, la aventura de los “Bleuets” en Tokio se convirtió rápidamente en una pesadilla.

La preparación, truncada por una lista muy complicada que elaboró Sylvain Ripoll ante la negativa de muchos clubes a no liberar a sus jugadores en fechas no sujetas al calendario de la FIFA, evidentemente no habrá ayudado a montar un equipo capaz de aguantar frente a Selecciones más establecidas.

Frente a México (4-1) y Japón (4-0), equipos acostumbrados a jugar juntos desde hace varios años, los “Bleuets” ni siquiera han logrado crear una ilusión tangible.

Demasiado desperdicio técnico, errores de colocación, falta de agresividad, límites físicos, automatismos inexistentes: en realidad no pasó nada. Con once goles encajados en tres partidos, la defensa francesa seguirá siendo la peor de esta primera vuelta olímpica. Los experimentados de André-Pierre Gignac, cuatro goles en su torneo, y Téji Savanier, goleador decisivo, sólo pudieron engañar a Sudáfrica (4-3).

“Fue complicado de la A a la Z, tienes que decir lo que es. Lo intentamos, lo dimos todo, pero los equipos están preparados colectiva y físicamente. No hay excusas, pero hoy vimos a un equipo que juega en casa y quiere ganar los Juegos. Ellos trajeron un grupo grande, como lo hizo México. Solo estuvimos a la altura en el segundo contra Sudáfrica (4-3, domingo)”, dijo tras el partido André-Pierre Gignac.

“Cuando recibes once goles, no es fácil, y hemos visto que tomarse los Juegos en serio es importante. Duele, porque este grupo quiere hacer muchas cosas, y al final no hay nada para nosotros porque los demás son mejores”, resumió APG decepcionado en declaraciones retransmitida por el periódico deportivo “L’Équipe”.

Para Florián Thauvin, fue más complicado. El ex marsellés no acertó en sus iniciativas, sus regates o sus remates, levantando dudas iniciales en México donde retomará su accionar con los Tigres de Monterrey en unos días.

Evidentemente, existen circunstancias atenuantes y los responsables no dejarán de ser señalados, como ya lo ha hecho Gignac.

“No quiero encontrar excusas. Dije que iba a la guerra con este grupo y lo hago hasta el final. Pero espero que, en 2024, como es en casa, hagan un equipo necesario para llegar lo más lejos posible. Juegos chapuceros como este y poner a tu país en dificultades, es terrible”, condenó.

El ex Toulousain espera que esta goleada sirva de lección a las autoridades antes de la próxima edición, en París 2024.

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios