Aulas suplica por la rectificación y finalización de la Ligue 1

Jean-Michel Aulas ha cambiado su discurso, del feroz ataque al ruego, a la súplica. En una carta abierta dirigida al primer ministro francés, Édouard Philippe, y a la ministra de deportes, Roxana Maracineanu, el mandatario del Olympique de Lyon ha pedido que se rectifica lo que considera un error, la finalización de la Ligue 1.

El Olympique de Lyon es, de lejos, el más perjudicado por la finalización anticipada de la Ligue 1. Su dirigente, Jean-Michel Aulas, ha criticado por activa y por pasiva esta decisión, y ahora ha decidido probar otro enfoque para su reclamación.

Ha pasado en 24 horas de hablar de «escándalo» a suplicar por ser escuchado. Quedarse no ya fuera de la Champions, sino de Europa es un mazazo durísimo para el Lyon. Por eso Aulas va a luchar hasta el final por evitarlo.

El diario ‘Marca’ reproduce esta carta abierta, destinada al primer ministro francés, Édouard Philippe y a la ministra de deportes, Roxana Maracineanu, «para que el 2 de junio sea sinónimo de esperanza para el fútbol francés», según sus propias palabras.

«El 2 de junio va a propiciar el desconfinamiento, de homogeneizar las decisiones relativas a la práctica colectiva de culto, a la hípica o incluso a las próximas elecciones municipales. Muchos avances y esperanzas puestas en esta fecha para que Francia recupere poco a poco su dinamismo«, escribió Aulas.

Para él, aún es posible rectificar y dar marcha atrás, finalizando sobre el terreno de juego las diez jornadas y un partido que se quedaron sin jugarse por el coronavirus.

«La LFP actuó en contra de las recomendaciones de la UEFA y no quiso esperar para tomar una decisión, a pesar de que todavía quedaba casi un mes para estudiar la evolución de la pandemia, así como las condiciones de salud y seguridad, y poder definir un protocolo de salud y seguridad que permitiera reanudar la competición, tal y como han podido hacer nuestros homólogos europeos«, también se puede leer en la carta.

Aulas mantiene la esperanza en esa posible solución a un problema que ha dejado gravemente herido, en lo económico, al fútbol francés, pero que especialmente para su equipo amenaza con ser demoledor«

Fuente: besoccer.com

Deja tus comentarios