Benjamin André cree que jugar contra 10 no fue positivo

Enganchado por el Olympique Lyonnais (1-1) este domingo por la Ligue 1, el LOSC no supo aprovechar su superioridad numérica tras la expulsión de Marcelo en el minuto 50.

Una tarjeta roja que, según Benjamin André, no fue necesariamente positiva para el Lille.

«Sabíamos que últimamente, el Lyon intenta ahogar al rival y jugar a las espaldas. Así que intentamos no dejarles demasiado espacio», explicó el centrocampista del Lille al canal Téléfoot.

“Después, con los cuatro jugadores que tenemos en ataque, sabíamos que teníamos las cualidades en la velocidad y en el remate. Creo que, si el partido se hubiera quedado en un 11 contra 11, nos hubiera sido más fácil”. concluyó

Reducido a 10 jugadores, el OL puso el autobús frente a su arco y no dejó espacio para los atacantes del norteños.

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios