Bundesliga y Ligue 1 empujan propuesta con fans en estadios

En Alemania y Francia las intenciones de traer fans a los estadios toma forma. El gobierno francés decidió mantener un límite de 5,000 personas en los estadios hasta finales de agosto, pero se podrán acordar derogaciones para albergar un mayor número de espectadores si la situación sanitaria lo permite, anunció el Ministerio de Deportes.

“Las autorizaciones de las prefecturas de policía se darán en función de la capacidad de acogida del recinto deportivo en cuanto a asientos, tras un análisis de la situación sanitaria general y local, con la condición de que se adapte de forma rigurosa a los protocolos sanitarios de acogida y de acceso del público con el objetivo de prevenir los riesgos de propagación del virus”, anunció el ministerio dirigido por la exnadadora Roxane Maracineanu.

La final de la Copa de Francia de futbol entre PSG y Saint-Etienne se desarrolló el viernes pasado ante 2,800 espectadores. Los clubes profesionales esperaban una evolución positiva, esencial para su economía, pero “el aumento de la circulación del coronavirus en el territorio” ha llevado al gobierno, al término del Consejo de Seguridad y Defensa a mantener ese límite.

Los clubes están ahora en manos de las autoridades del gobierno, que tendrán el poder de autorizar “partidos de un mismo club deportivo, organizados en un mismo estadio, a disputarse en presencia de más de 5,000 espectadores”.

Entre las medidas que se aplicarán está que los espectadores deberán estar sentados, llevar mascarilla y tener un asiento de distancia entre personas del mismo grupo, con un límite de 10 como máximo.

Bundesliga votará plan de fans en gradas

La Liga Alemana de Futbol someterá a consideración de los 36 equipos de la primera y la segunda Bundesliga un plan para el regreso de fans a los estadios con algunas restricciones como la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas o la eliminación temporal de los puestos de pie.

Además durante un tiempo se eliminaría el contingente de entradas para el equipo visitante, un 10 por ciento, para reducir los viajes de espectadores.

El plan debe ser aprobado por la asamblea de los 36 clubes. Otro aspecto del plan es el registro de todos los asistentes al estadio para poder hacer un seguimiento si se presentan casos de contagio.

Las normas van en parte en contra de lo que piden las organizaciones de aficionados que quieren un pronto regreso a la normalidad, con contingente de entradas para los equipos visitantes y tribunas de pie. La Bundesliga se reanudará el 18 de septiembre.

Asegura Bélgica puerta cerrada

La temporada 2020-2021 del campeonato belga comenzará a puerta cerrada, según decidió  por unanimidad el consejo de administración de la Pro League.

“Tras concertación con el mundo político y teniendo en cuenta las decisiones del Consejo Nacional de Seguridad, los administradores de la Pro League han tomado de manera común esta decisión con el fin de asegurar la uniformidad en la organización de los partidos, de dar claridad al público y a la sociedad y, sobre todo, garantizas la salud de todos dentro y fuera del mundo del fútbol”, escribió la Pro League en su web oficial.

La instancia dirigente del futbol profesional belga “quiere también llamar a todos los hinchas a seguir, como consecuencia de las circunstancias actuales, los partidos desde la seguridad de su salón y, sobre todo, no concentrarse”.

“Solo siguiendo las medidas (sanitarias) de la manera más estricta posible podremos asegurar el inicio de la temporada de futbol, empezando por la final de este fin de semana, que todo el mundo espera con impaciencia”, añadió el organismo.

La final de la Copa de Bélgica el próximo sábado entre el Brujas y el Amberes será el primer partido profesional que se dispute en el país.

Fuente: eleconomista.com.mx

Deja tus comentarios