Cinco años de Gignac

El periodista André Marín, publicó su visión acerca de los 5 años de André-Pierre Gignac jugando en el futol mexicano. El prominente comunicador dejó ver sus impresiones en el portal de Internet «excelsior.com.mx» destacando lo importante que ha sido el francés para las masas mexicanas y su efecto arrasador en la esencia de la personalidad del mismo Gignac.

Citamos la nota.

Cuando me dijeron que el delantero del Marsella y la selección francesa podría jugar en el futbol mexicano pensé que era una broma.

Tigres trabajó con mucha discreción las negociaciones y lograba convencer a un futbolista de altísima calidad de defender su camiseta. Tenía la carta de libertad en la mano, por lo cual los regios no tenían que pagar transferencia y solamente había que arreglar el sueldo.

Me queda claro que Gignac es el mejor jugador pagado de México, pero cada día desquita cada peso que gana.

Se mata en los entrenamientos, es un profesional en toda la extensión de la palabra, es el activo más importante que tiene la institución y cada vez que hay partido hace algo importante.

Ya lo tenemos que considerar dentro de la lista de los mejores jugadores extranjeros que han venido al futbol mexicano.

Se cumplen cinco años de la llegada de Gignac al futbol mexicano y nunca imaginamos que se convertiría en un fenómeno deportivo y mediático.

En Monterrey es un dios y es que se ha ganado a la gente entregando resultados.

Ha ganado títulos de liga y también títulos de goleo. Cada mañana llega a exigirse al máximo y también a exigirle a sus compañeros que se entreguen como auténticos profesionales.

Dentro de la cancha es un espectáculo. Va, viene, regresa y se entrega. Además, tiene un físico que le permite competir contra cualquier defensor y pasarlo por encima.

Cuánto daríamos por tener en el futbol más futbolistas con la calidad y el profesionalismo de André-Pierre Gignac.

Cinco años después de su llegada, lo pongo como uno de los más grandes en la historia de Tigres, si no es que el más grande.

Y lo recordaremos siempre como el jugador decisivo en momentos clave de los partidos.

Le falta trascender con los Tigres a nivel internacional, es asignatura pendiente.

Compromiso total de un jugador que no vino de vacaciones, que vino en plenitud de facultades y que lo demostró todos los días.

Ojalá que muchos siguieran el ejemplo de Gignac y el ejemplo de lo que hicieron los Tigres.

Cinco años de Gignac y los que faltan.

Fuente: excelsior.com.mx

Deja tus comentarios