El PSG se quiebra ante el City y tendrá que hacer una proeza en Manchester

El Paris Saint-Germain tendrá que hacer una hazaña en Inglaterra para poder llegar a la final de la Liga de Campeones 2020-2021.

A pesar de llegar ganando al descanso, el club de la capital francesa hizo una mutación en su césped ante el Manchester City (1-2) este miércoles y terminó cayendo de manera estrepitosa.

Desde los primeros minutos, el Manchester City marcó la pauta al pisar el balón para multiplicar los pases y hacer correr a los parisinos. Pero fue el PSG quien manejó la concentración y rigurosidad en defensa sacando las mejores oportunidades.

Después de dos paradas de Ederson tras tiros de Neymar, Marquinhos abrió el marcador con un cabezazo luego de un córner de Di María (1-0, 15). Una vuelta que valió de mucho al capitán parisino que no jugaba desde el partido de ida por los cuartos de final ante el Bayern de Múnich.

Detrás, los de Josep Guardiola lucharon por recuperar el juego y persiguieron el balón. El equilibrio del poder se invirtió claramente después del primer tiempo. Técnicamente, el PSG ofrecía un juego casi perfecto y no estaba realmente preocupado.

Sólo una mala lectura de Keylor Navas fue salvada por Paredes, para evitar el empate inglés. Unos minutos antes, el argentino casi había doblado la apuesta en un nuevo saque de esquina donde su cabezazo salió rozando el palo.

La segunda parte fue mucho más difícil para los jugadores de Mauricio Pochettino. París se estancó físicamente y el Manchester City recuperó la posesión habitual del balón. Con el paso de los minutos, la presión se fue acumulando delante del área parisina y De Bruyne envió una advertencia de lo que iba a suceder en las próximas jugadas.

El escalofrío se apoderó tras el domino total del City en el Parc de Princes y tras el control de las acciones, la fuerza los parisinos se resquebrajó con un gol lleno de aciertos del belga, cuyo centro no fue tocado por nadie y engañó a Navas (1-1, 64 min).

Luego, el Manchester City manejo el balón fiel a sus ideas para agotar un poco más a los jugadores del PSG. A este último le faltó lucidez y concedió otro gol de falta de Mahrez al entrar en el área.

El muro defensivo en el tiro libre se rompió tras no funcionar para guindar el segundo gol de los visitantes (0-2, 71 min). El argelino pudo celebrar en estas instancias más aun con un pasado en la Ligue 1.

Los galos terminaron jugando con diez después de que Gueye fuera expulsado directamente al minuto 77 por una entrada muy peligrosa en la pierna de Gündogan.

El PSG dejó escapar sus esperanzas de volver a una final.

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios