La fiscalía de Marsella comienza a dar sentencias judiciales a los ultras del OM

El 30 de enero, El Centro de Entrenamiento del OM fue asaltada por varios grupos de aficionados del Marsella, descontentos con los resultados y la temporada del Olympique.

Una insatisfacción que desembocó en actos violentos. Las instalaciones fueron saqueadas y el club denunció daños por «varios cientos de miles de euros».

A continuación, el fiscal de la República de Marsella inició una investigación y rápidamente, veinticinco simpatizantes fueron detenidos, catorce de ellos fueron sancionados y convocados a comparecer de inmediato el lunes siguiente a los hechos.

El juicio ha sido aplazado hasta el 24 de febrero, a petición de los interesados. A continuación, ocho fueron puestos en prisión preventiva y los otros seis fueron puestos en libertad bajo supervisión judicial.

Ahora, cinco nuevas personas han sido arrestadas como parte de la investigación.

Deja tus comentarios