La frustración de Ángel Di María es el espejo del PSG

A pesar de no marcar ningún gol ni dar una asistencia durante la victoria del PSG ante el RB Leipzig este martes por la noche (1-0), Ángel Di María fue decisivo al obtener un generoso penalti a los 9 minutos de juego. Una oportunidad de oro para el conjunto parisino que derivo el gol del triunfo.

Efectivamente, tras el primer partido de Neymar, los jugadores del PSG pusieron una cara muy triste, pareciendo por momentos perdidos ante un equipo teutón que vino a jugar a la pelota.

Si había obsequiado su hermoso talento al ser decisivo en tres ocasiones colocando un gol y dos asistencia en las semifinales del “Finals 8” el verano pasado en Lisboa, el “Fideo” no se encontró en la cancha ante los alemanes. Simplemente reemplazado en el minuto 64 por Rafinha, el argentino dejó a deber.

Una salida que evidentemente no fue del gusto de Ángel Di María, quien rápidamente mostró toda su frustración al correr sus nervios por unas botellas de agua, obligando incluso a Thomas Tuchel a tomar su cabeza entre las manos para intentarlo hacer razonar.

 Una secuencia sorprendente a la que muchas personas en las redes sociales no dejaron de reaccionar. Pero esta salida completamente inusual para el centrocampista ofensivo parisino no parece sorprender cuando se cuenta con el catastrófico inicio de temporada.

Una cosa es cierta, si los parisinos quieren aspirar a un curso europeo digno del anterior, esto requerirá actitudes muy diferentes, dentro y fuera del campo.

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios