LIGUE 1: Pierde el PSG (Jornada 7)

El Stade de Reims demostró en París por qué tiene la mejor defensa del campeonato en estos momentos. El cuadro visitante logró sacar un triunfo contra pronóstico en el campo más difícil de toda la Ligue 1.

Y lo hizo sin alardes. Miró a la cara al PSG y se encargó de anularlo. No dominó, pero tampoco fue dominado. El PSG tuvo la posesión, pero era un juego estéril.

Pronto quedó claro que el Reims iga a jugar sus cartas a la contra y a balón parado, buscando sobre todo los centros laterales para hacer daño al PSG. Así tuvo sus primeras ocasiones, entre acercamientos del conjunto parisino.

El PSG tuvo una de sus mejores ocasiones de gol cuando no llevábamos ni diez minutos de partido, al recoger Leandro Paredes un balón en la frontal, el cual golpeó a bote pronto. El tiro, durísimo, se fue desviado por poco.

El partido siguió el guión establecido en los primeros minutos durante gran parte del primer tiempo, con el PSG estrellándose en el muro del Reims, y con este contragolpeando y colgando balones al área.

Y en una de esas, el gol. Un mazazo, un cabezazo inapelable de Kamara, paupérrimamente defendido por Kurzawa y Kimpembe, que dio ventaja al Reims a pesar de la soberbia reacción de Keylor Navas para tratar de detener el testarazo.

Y como las desgracias nunca vienen solas, poco después Choupo-Moting caía lesionado. El gol fue en el 29′, y el camerunés se tuvo que retirar en el 42′. Entró en su lugar Di María, y con el argentino en el campo el PSG se revitalizó.

Pero no fue suficiente. El PSG necesitaba otra cosa. Necesitaba a Neymar, y Neymar hoy no estaba. Había salvado dos veces ya a los suyos, y parece ser que en esta ocasión prefirió mirar cómo caía, negándole el auxilio

Fuente: besoccer.com

Deja tus comentarios