Se derrumba Mediapro y la Ligue 1 buscará opciones externas

El fútbol francés está viviendo una dura crisis que no podrá resistir en los próximos meses. Sin contar con el dinero prometido por los derechos televisivos, que el difusor “Mediapro” quiere renegociar, los clubes temen acabar “quebrados” en dos meses. Lo peor de todo es que la solución por parte de la Ligue 1 no se plasma en el horizonte.

La terrible historia comenzó cuando la Ligue 1 tuvo el deseo de superar los 1.000 millones de euros (1.172 millones de dólares) anuales por los derechos de imagen, y así recortar algo del terreno con respecto a las grandes ligas de Europa.

Esto se hizo realidad en mayo del 2018, con una propuesta sobre la mesa de más de 800 millones por parte de “Mediapro” y así elevar a más de 1.200 millones anuales el dinero que debía percibir el fútbol galo. El error estuvo en no contar con garantías financieras reales por parte del grupo audiovisual.

Dos años después, los clubes no dudan en denunciar la gestión de Didier Quillot y Nathalie Boy de la Tour, exdirigentes de la Ligue de Football Professionnel (LFP) quienes estuvieron en la palestra en toda esta negociación.

«El mayor error fue haber autorizado la subcontratación de los derechos. Eso abrió la puerta a comportamientos de agencia, que compran y pueden vender por detrás», expresó un directivo de un club, que acusó a “Mediapro” de especular con los derechos en un mercado televisivo de poca pegada internacional.

«La responsabilidad es colectiva», puntualizó el exdirector de “Eurosport Francia”, Arnaud Simon, el ejecutivo sabiamente dio en el punto de quiebre manifestado lo siguiente: «Fue una huida hacia adelante, donde se descuidaron los cortafuegos, una especie de ceguera generalizada. Se olvidaron del balón».

El conflicto está siendo seguido de cerca por el gobierno francés en sus máximas instancias, aunque no tenga la capacidad de intervenir, la lupa está colocada.

El horizonte sigue oscuro para el grupo audiovisual español de capital chino. En el 2019, “Mediapro” tenía ya una deuda de 727 millones de euros y era considerada una empresa de “Alto Riesgo” por la agencia de notación Moody’s. La prestigiosa agencia de evaluación financiera catalogó el performance de “Mediapro” entre aquellas empresas caracterizadas por impagos y con problemas de liquidez en sus rembolsos de los créditos.

“Mediapro” está protección del Tribunal de Comercio de Nanterre en Paris, lo que le permite congelar sus pagos y así aguantar la situación. La LFP desea un crédito para poder pagar a los clubes antes de finales de mes por medio de una contratación externa, el monto que maneja la dirección del futbol francés es de 172 millones de euros. Todo apunta a una inevitable denuncia del contrato y la apertura de un nuevo proceso de licitación con empresas y organizaciones externas para poder oxigenar a los clubes.

Una nueva licitación quedará abierta y ya se habla de la entrada de Facebook, Amazon, Netflix y hasta la misma vuelta al escenario audiovisual del “Canal +”.

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios