SELECCION FRANCESA: Francia tiene serios problemas por resolver antes de Mundial

0
159

El fútbol ofensivo de Francia puede ser comparado con un juego de estrellas del básquetbol: movimientos aparatosos, habilidades sorprendentes en lo individual y definiciones impresionantes. El fútbol ofensivo de Francia puede ser comparado con un juego de estrellas del básquetbol: movimientos aparatosos, habilidades sorprendentes en lo individual y definiciones impresionantes.

La delantera francesa se jacta de contar con Kylian Mbappé y Ousmane Dembélé, dos de los tres jugadores más caros del mundo, y el líder goleador de la Eurocopa 2016, Antoine Griezmann. Cuando todas las piezas se juntan, es un deleite verlo, pero tras bastidores, Francia tiene serios problemas por resolver antes que inicie su actuación en la Copa del Mundo el 16 de junio.

Como subcampeón de la Euro 2016, la selección francesa será justamente considerada entre las favoritas en Rusia. Pero sus futuros rivales han de estar sorprendidos por la facilidad con que Colombia penetró una débil defensa de Francia y superó a su tentativa alineación al mediocampo el viernes. Tras ir perdiendo 2-0, Colombia remontó para ganar 3-2 en una verdadera exhibición de ajustes tácticos y presión que desconcertó al técnico galo Didier Deschamps.

Francia mostró flaquezas similares ante Alemania, actual campeón mundial, en noviembre, desaprovechando la ventaja en dos ocasiones para terminar con un empate de 2-2. En ambas veces, los franceses fallaron oportunidades debido al deseo de lucirse en la definición _al tratar de anotar goles memorables_ antes de ser castigados sin misericordia. Resulta particularmente preocupante para Deschamps, que considera de máxima importancia la disciplina táctica, el compromiso, el liderazgo y una labor defensiva con pocos riesgos.

Esos fueron los sellos distintivos de las selecciones francesas que conquistaron el Mundial de 1998 y la Euro 2000 _con el combativo mediocampista Deschamps como capitán. Sin embargo, tales rasgos no aparecieron ante Colombia el viernes. “Tenemos que hacer más en cuestión de actitud y energía, y jugar con más corazón”, destacó el capitán francés Hugo Lloris. “Tenemos que dar más”. Lloris señaló que Colombia “quizá cuente con menos talento pero es un verdadero equipo”, y el portero de 31 años subrayó el contraste entre la brillante apariencia y la indefensa de su equipo.

El delantero Olivier Giroud criticó por su parte la falta de “agresividad y determinación”, y añadió que era importante comprender por qué Francia estaba perdiendo tales “valores cruciales”. Deschamps tiene enfrente otro partido amistoso, una visita a Rusia el martes, antes de elegir a los 23 jugadores que representarán a Francia en el Mundial. Luego tendrá tres compromisos más para resolver las fallas evidentes del equipo, entre ellas la falta de liderazgo, momentos de desconcentración a la defensiva y un inapropiado sentido de superioridad cuando se va dominando un encuentro. ”

Cuando las cosas están saliendo bien, somos capaces de hacer las cosas muy bien. Cuando la situación se vuelve tensa somos mucho más vulnerables”, lamentó Deschamps. “También es cuestión de carácter, quizá estamos demasiado satisfechos con nosotros mismos y eso no se perdona al máximo nivel”.

___ FALTA DE LIDERAZGO

La rendición de Francia en el segundo tiempo frente a Colombia no fue solamente táctica; También se debió a que Les Bleus no tuvieron un líder que desatara una respuesta. Si bien Lloris tiene asegurado su lugar como el portero titular, su posición en la cancha le juega en contra al momento de tratar de comunicarse con su equipo. Lloris ha sido considerado por mucho tiempo un jugador demasiado tranquilo y carente de una fuerte presencia vocal. Deschamps se quejó de que a su equipo le faltó agresividad ante Colombia, y quizá deba preguntarse porqué se aferra con mantener a Lloris como su capitán si no es agresivo, tanto en su lenguaje corporal como en el verbal.

___ DEBILIDADES DEFENSIVAS

Francia juega un fútbol ofensivo tan brillante que sus defensores en ocasiones deben sentirse tentados a relajarse y limitarse a admirarlo. Desafortunadamente, en ocasiones parece que eso es justo lo que hacen. Deschamps sigue tratando de decidir cuál es su mejor dupla en la defensa central: Raphael Varane, del Real Madrid, junto con otro jugador entre Samuel Umiti del Barcelona o el veterano Laurent Koscielny, del Arsenal.

Ante Colombia optó por Varane y Umtiti, y el desempeño terminó siendo poco convincente. El delantero colombiano Luis Muriel por lo general se colocó detrás de Varane, y Umtiti absurdamente cometió un panel cerca del final, con el que Colombia puso el definitivo 3-2. Los laterals derechos Djibril Sidibe y Benjamin Pavard tienen mentalidad ofensiva pero también los laterales izquierdos Layvin Kurzawa y Lucas Digne. Frente a Colombia, Sidibe y Digne se sumaron al ataque casi a placer, lo que dejó huecos defensivos que los colombianos supieron explotar.

___ ENIGMA EN EL MEDIOCAMPO

Con N’Golo Kante, Paul Pogba y Blaise Matuidi, la única posición que no debería preocupar a Deschamps es el mediocampo. Sin embargo, Pogba ha perdido la confianza del Manchester United y luce fuera de condición.

En el duelo con Colombia, Deschamps colocó a Kante y Matuidi como medios de contención en una formación de 4-4-2, pero ambos fueron en ocasiones completamente superados por velocidad en los contraataques colombianos. Una formación 4-3-3, con Kante conteniendo y con Pogba y Matuidi en ambos extremos, parece ofrecer una mayor protección. Pero la indisciplina táctica de Pogba implica que éste suela abandonar su posición y, a pesar de ser uno de los jugadores más caros del mundo, Deschamps quizá no tenga mejor alternativa que usarlo de suplente.

Fuente: 20minutos.com

Deja tus comentarios