SELECCION FRANCESA: Turquía baja a Francia del trono

29

Francia volvió a la realidad en Turquía. Se humanizó y comprobó que sin intensidad, trabajo y concentración, la calidad no basta. Fue arrollada por un combinado, el turco, que supo jugar sus bazas y estuvo, en algunos momentos, a punto de ridiculizar a toda una campeona del mundo. Únicamente Lloris sacó la cara de una Francia que, si bien mantiene casi intactas sus opciones de clasificación, ha visto como el primer puesto de su grupo se complica por momentos. Toda una cura de humildad.

De poco sirvió que Deschamps sacase a nueve de sus once titularísimos del último Mundial. Faltaban Lucas Kanté, pero la imagen fue pésima. Mbappé apenas amagó con dos chispazos mientras Griezmann desaparecía entre líneas. El doble pivote Sissoko-Pogba tampoco era un alarde de claridad ofensiva, por supuesto.

Y en esa línea de discrección o mediocridad encontró un tesoro Turquía. Primero a balón parado, con un certero cabezazo de Ayhan que hacía saltar la sorpresa. Más tarde con un buen gol de Ünder cuya jugada se originó en un error grave de Umtiti, que tampoco está para jugar con Francia ahora mismo. Al central del Barça se sumó Varane en una actuación dubitativa y el resultado fue una defensa de cristal.

Lloris sí da la cara

Lejos de meter el miedo en el cuerpo a Turquía o de entrar de nuevo en el partido –Mendy Coman como revulsivos-, Francia se agarró a la inspiración de Lloris para no salir vapuleado de su visita a territorio turco. Hasta cuatro intervenciones de enorme mérito acumuló el meta francés en el segundo tiempo.

Fue la única resistencia de una campeona del mundo a la que le recordaron que las medallas y el nombre pronto se olvidan en el fútbol. No hay memoría y sí trabajo y disciplina. Precisamente dos de las principales armas que la hicieron tocar la gloria en Rusia y que en Turquía no mostraron en una derrota más que merecida.

Fuente: marca.com

Deja tus comentarios