UEFA EUROPA LEAGUE: El Marsella, a la final tras eliminar al Salzburgo en la prórroga

0
107

El Salzburgo se quedó con la miel en los labios. Los austríacos habían sorprendido primero a Real Sociedad, luego a Borussia Dortmund y en cuartos al Lazio. Pese a los sucesivos avisos, el Olympique de Marsella pareció no aprender la lección sufrida por los ‘txuri urdin’, alemanes e italianos y tuvo que sellar su pase para la final de Lyon en la prórroga, tras ver como el conjunto de la bebida energética había igualado el 2-0 de la ida. Su rival el próximo 16 de mayo será el Atlético.

Los primeros 45 minutos no hicieron presagiar para nada el resultado final. Los visitantes tiraron de oficio y veteranía para evitar sorpresas. El equipo de Rudi García cumplió con el guión previsto e incluso pudo marcar el 0-1 nada más empezar el partido con un remate a bocajarro que desperdició Ocampos. Por su parte, el Salzburgo pareció acusar los nervios de la gran cita y solo inquietó a Pelé con un remate de Samassékou que atajó, con problemas, el portero del OM.

Remontada en marcha

En la reanudación, el Marsella puso una marcha más. Ocampos volvió a evidenciar su falta de puntería, mientras que un minuto más tarde, un contragolpe entre Payet y Germain, acabó con un remate del segundo que se marchó fuera por poco. Pero en el minuto 52, Amadou Haidara se plantó en la frontal del área, y con más fe que ninguno de sus otros compañeros, remató para batir a Pelé y hacer ver a Salzburgo entera que el sueño de la remontada iba a ser posible.

El 1-0 dejó completamente noqueado al Marsella que tardó muchos minutos en reaccionar. Los de Marco Rose lo aprovecharon para poner la directa. En el 57’, Ramalho disparó desde 40 metros y obligó a Pelé a despejar, de forma poco ortodoxa, de puños. Tres minutos después, Dabbur perdonó dentro del área al querer marcar de espuela. Esa acción desafortunada quedó olvidada en el minuto 64, cuando un remate con el exterior de Schlager, lo desvió Sarr en su propia meta para igualar el 2-0 de la ida. El Red Bull Arena enloqueció.

El Olympique de Marsella trató de apretar la portería local, siempre con balones a través de Dimitri Payet. La mejor ocasión fue un larguero de Thauvin, aunque dos minutos antes Pelé se lució tras remate del surcoreano Hee Chan. Con el paso de los minutos, la tensión fue en aumento por las duras entradas protagonizadas por ambos equipos y por la excesiva permisividad del colegiado, el ruso Sergei Karasev, que no se quiso ‘mojar’ en ninguna de las acciones polémicas, claras, en ambas áreas. Así se llegó a la prórroga, tras unas claras manos de Calleta dentro del área, evidenciando la urgencia de aplicar el VAR en las competiciones europeas.

El Marsella golpea en la prórroga

En la prórroga se evidenció el desgaste físico realizado por austríacos y franceses. La primera parte extra arrancó con un aviso muy peligroso del visitante Anguissa, mientras que Pelé salvó a los de Rudi García al rechazar un cabezazo a bocajarro de Calleta. Pero tras un saque de esquina, que, por cierto, no era, el Marsella se encontró con el billete para Lyon. Rolando apareció libre de marca dentro del área y remató suave y ajustado para que el balón se colara dentro de la portería del local Walke. Era el minuto 115 cuando se producía el tremendo mazazo para todo el Red Bull Arena, mientras todos los jugadores e integrantes del cuerpo técnico marsellés celebraban el tanto del jugador portugués.

Fuente: www.msn.com

Deja tus comentarios