Un Chelsea muy tímido vence al Rennes en el Roazhon Park y lo elimina

El Chelsea cumplió con lo justo y sin mucho brillo para vencer al Rennes en el Roazhon Park y conseguir su tercera victoria en la UEFA Champions League (1-2). Los hombres de Frank Lampard continúan su buen accionar en el grupo E llegando a 10 puntos y comandando la clasificación por encima del Sevilla.

Con esta derrota, Rennes queda eliminado del certamen europeo y solo le valdrá pelear contra el Krasnodar por el tercer lugar de la clasificación e intentar llegar a la Europa League.

Tras perder el primer partido en Londres (3-0) el pasado miércoles 4 de noviembre en el compromiso de ida. Los pupilos de Julien Stéphan se llevaron un total de 6 goles por parte de los británicos, situación que develó el poco nivel colectivo de su defensa.

Asfixiado en los primeros minutos del compromiso, el combinado bretón luchaba por cruzar la mitad de la cancha tras los continuos ataques de Tammy Abraham y Timo Werner.

No pasó cinco minutos cuando el Chelsea tuvo la primera gran oportunidad del partido. Una jugada por la derecha donde los defensores centrales Damien Da Silva y Gerzino Nyamsi fueron superados, la entrada libre de marca de Timo Werner sería desperdiciaría cuando el alemán envió el balón por encima del larguero.

Ya pasado los 15 minutos. Rennes comenzó a tener ciertas y tímidas llegadas por la banda izquierda orquestadas por Adrien Truffert y Benjamin Bourigeaud.

El primer gol de los londinenses cayó cuando se recuperó un balón en el medio campo por parte de Mason Mount, tras su pase filtrado a Callum Hudson-Odoi (0-1, 22 min), guindarían la apertura en el Roazhon Park.

Los últimos 15 minutos de la primera mitad, Rennes se soltó a buscar el empate. Un disparo de Serhou Guirassy tras una gran intervención de Edouard Mendy y posteriormente tras una serie de córneres en el arco del Chelsea, un cabezazo de Damien Da Silva fue repelido nuevamente por el portero francés.

Sin mayores contratiempos terminar la primera parte. Los segundos 45 minutos arrancarían como terminó la primera mitad. Los franceses manejaron muy bien el primer cuarto del partido logrando quitarles el balón a los hombres de Frank Lampard y superarlos en la posesión de la esférica. Pero la poca capacidad ofensiva en los metros finales hacia el arco londinense no plasmó ocasiones reales de peligro para Edouard Mendy.

Una segunda parte que se jugó con mejor pulseada para los bretones originando jugadas ofensivas por las bandas de Doku y Léa-Siliki.

 Una acción de Guirassy, el jugador que más encaró el arco del Chelsea sobre le minuto 72, dejó una nueva intervención del guardameta Mendy. El Chelsea prácticamente en los últimos 20 minutos dejó de atacar, dejando el trabajo medular de la cancha en manos de N’Golo Kanté quien entró para jugar estos minutos.

El trabajo voluntarioso de los bretones tendría su fruto con el gol tras un tiro de esquina. El mismo Guirassy, conectaría de cabeza un lanzamiento cobrado por Benjamin Bourigeaud para igualar las acciones (1-1, 85 min).

Pero el Campeón del Mundo, Olivier Giroud, quien había entrado de cambio en el partido le entregaría la victoria al Chelsea. Un gol de cabeza del francés tras un entrevero en el área, en la única oportunidad de los visitantes en la segunda parte, seria suficiente para ganar el compromiso europeo (1-2, 90+1 min).

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios