Yoan Cardinale contó cómo superó la depresión de ser suplente en el Niza

Después de perder su estatus de número uno ante Walter Benítez en el 2017, el portero del OGC Nice, Yoan Cardinale cayó en depresión. Entrevistado en el canal Téléfoot, el jugador del “Aiglons” contó su mala racha.

«No quería hablar con nadie, no quería ver a nadie, sólo quería quedarme conmigo mismo. No queremos parar porque eso es lo que nos gusta, pero cuando vienes a entrenar y no sale como quieres, es difícil, sientes que todo lo que haces pasa desapercibido, fue difícil. Un día estaba en la ducha una mañana antes del entrenamiento, y no tengo ganas de salir. Yo me decía, ‘Cardi, ¿por qué quieres ir a entrenar? No tiene sentido’ «, reveló el guardameta.

“Salí de la ducha, hago clic en mi teléfono, veo la hora, creo que eran las 8:16 am. Y ahí, me digo: ‘Te estás quejando mientras tu padre lleva una hora y media en una obra y tu madre cuida de dos niños en casa dos horas y media. Y tú, ¿te quejas porque vas a jugar al fútbol? A partir de ese momento comencé a volver a entrenar con una sonrisa, comencé a divertirme de nuevo. Comencé a estar un poco mejor con esta situación”, agregó Cardinale.

El guardameta no ha jugado partidos oficiales desde agosto del 2018.

Deja tus comentarios