57 años después, Reims regresa a Europa

Durante unos segundos, Pablo Sarabia se conviritió en jugador del Stade de Reims. El autor del penalti que le dio la Copa de la Liga al PSG hizo estallar de alegría a la ciudad del noreste francés, a poco más de 100 kilómetros de París. Si el conjunto capitalino ganaba al Olympique de Lyon, el Reims regresaba a las competiciones europeas… algo que no sucedía desde 1963, en tiempos de Raymond Kopa, leyenda del Real Madrid y uno de los mejores jugadores en la historia del fútbol galo.

A los aficionados merengues les sonará familiar el nombre de este club que hasta hace dos años militaba en la Ligue 2. Y es que el idilio del conjunto blanco con la Copa de Europa no se entendería sin el Reims, el equipo al que derrotaron en 1956 para levantar la primera Orejona de su historia y de la historia. El encuentro terminó 4-3, después de que el Madrid tuviera que remontar un 0-2 en contra. Aquel choque enfrentó a dos de los mejores futbolistas del continente: Alfredo Di Stéfano y Raymond Kopa.

Impresionado por su calidad, Santiago Bernabéu firmó a Kopa ese mismo año. Hijo de inmigrantes polacos, le apodaban ‘Napoleón’. Con los blancos lograría durante tres años seguidos lo que no pudo hacer con el Reims: ganar la Copa de Europa. Al lado de los Di Stéfano, Puskas, Gento o Rial se convirtió en leyenda. Tanto que en 1958 ganó el Balón de Oro. El fútbol quiso que su última Orejona con el Madrid, la cuarta de los merengues, fuese contra el equipo de su vida, el Reims.

Cuando el conjunto del noreste de Francia disputó por última vez competiciones europeas, en 1963Kopa ya había regresado a casa. En 1959, después de tres temporadas en la capital española, decidió volver a su antiguo club. Allí se mantuvo hasta 1967, sumando nada menos que cuatro ligas y 468 partidos con la casaca rojiblanca.

El regreso a la élite

En 1991 el Reims sufrió una liquidación y comenzó una travesía por las categorías más bajas del fútbol galo. La época dorada había terminado. Después de varias subidas y bajadas, el equipo regresó a la Ligue 1 en 2018. El pasado curso terminó sexto, con 41 puntos, y una estadística asombrosa: fue el conjunto menos goleado de Francia con sólo 21 tantos en contra, tres menos que el PSG.

El Reims está de regreso en las competiciones europeas tras 57 años de sequía continental. Para ponerlo en contexto, la temporada que viene el PSG celebrará su 50 aniversario de historia.

Fuente: marca.com

Deja tus comentarios