A punto de llegar a las manos: ¡tuvieron que separar a Son y Lloris!

Cuando el árbitro pitó el final de la primera parte y los jugadores se dirigían al túnel de vestuarios, Lloris se fue a por su compañero Son y a punto estuvieron de llegar a las manos.

Nadie sabe lo que ocurrió, pero pasó. Y de no ser por el resto de compañeros podrían haber llegado a las manos porque Lloris estaba muy pero que muy cabreado con Son.

Cuando el árbitro pitó el final de la primera mitad, el portero fue corriendo a recriminarle algo al coreano, que le dijo que se calmara. Lloris insistió y Son también acabó calentándose. El árbitro pudo tomar cartas en el asunto, pero no amonestó a ningún futbolista del mismo equipo.

Lo Celso tuvo que intervenir para separar a Son con varios empujones y Lloris se quedó atrás intentando calmarse, mientras que Mourinho vio de lejos lo ocurrido.

No se conoce lo que pudo enojar a Lloris, ya que no pasó nada extraño, según se vio en la retransmisión y fue después de un tiro de Richarlison que se fue desviado.

Además, el Tottenham se marchó al descanso por delante en el marcador gracias al gol de Keane en propia puerta.

Las cámaras captaron varios intantes antes de saltar al césped para el segundo tiempo y ambos jugadores hicieron las paces con un tímido abrazo.

Fuente: besoccer.com

Deja tus comentarios