Dimitri Payet y Steve Mandanda acordaron bajar sus sueldos para poder renovar

 Sancionado por el juego limpio financiero el 19 de junio, el Olympique de Marsella esperaba experimentar una delicada ventana de transferencia entre la falta de presupuesto para contratar y la necesidad de vender para equilibrar las cuentas.

Se mencionó la cantidad de 60 millones de euros para compensar el déficit, y rápidamente circularon los nombres de Morgan Sanson, Duje Caleta-Car y Boubacar Kamara, dado que estos son los jugadores con mayor valor de mercado. Pero estos tres no se han vendido, ni ningún otro jugador para el caso.

Según una fuente interna citada por el diario “L’Equipe”. Hay que decir que gracias al esfuerzo económico de Dimitri Payet y Steve Mandanda que acordaron bajar sus sueldos para poder renovar, la nómina del OM ha disminuido, lo que ofrece más margen de maniobra dentro del club marsellés.

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios