Eduardo Camavinga se convierte en la gran decepción de Europeo U-21

Francia hizo el esfuerzo por obligación de mantenerse con vida en el certamen internacional de la categoría. Los franceses se relancen en su carrera por los cuartos de final del europeo U-21 tras una caída en su primer encuentro frente a Dinamarca (0-1). Ahora todo se jugará contra Islandia el próximo miércoles (18:00 horas) en la última jornada del Grupo C.

Los galos tendrán que ganar a Islandia para jugar el resto de la competición. De lo contrario, será favorable para Dinamarca y Rusia en caso de un empate entre ellos.

Queda por ver en qué hombres confiará Sylvain Ripoll para este decisivo juego. Algunos anotaron puntos ante Rusia (2-0) este domingo, como Aurélien Tchouaméni y Boubakary Soumaré, una victoria que era vital para oxigenar las esperanzas. Ambos estuvieron muy activos en el centro del campo. Otro indiscutible fue Adrien Truffert, omnipresente en su carril izquierdo, también hizo un gran trabajo.

Por otro lado, Eduardo Camavinga sigue decepcionado. Es cierto que el centrocampista del Stade Rennais solo tuvo veinte minutos para lucirse al final del partido, pero realmente no sabía cómo usarlos.

Tras su mala actuación ante los daneses en el primer juego, el internacional francés con el equipo de mayores no pudo enviar un mensaje contundente poniendo ritmo y ganas con su entrada en juego. Nadie se imaginaba ver a Camavinga en el banquillo de suplentes en este certamen.

Con actuaciones muy tímidas y con graves pérdidas de balón, el riesgo de acabar de nuevo en el banco de suplente a tres días de jugar en la ciudad de Györ ante los islandeses parece muy real.

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios