Frédéric Hermel sobre Zidane: «Mi miedo era que me dijera que había desvelado demasiado de su vida privada»

El lado más personal de Zinedine Zidane, del que es tan receloso el técnico francés, sale a luz en una biografía escrita por una de las personas que mejor le conoce, el periodista Frédéric Hermel que repasa la vida del astro desde sus inicios hasta un éxito como entrenador del Real Madrid que jamás imaginó.

Hermel reveló, en una de las conversaciones privadas que desvela en su libro publicado por la editorial Espasa,

«Era noviembre de 2005 cuando tras un entrenamiento en Las Rozas, en el coche de Zidane, me olía que no iba a durar mucho como futbolista. Cuando le dije ser entrenador se burló de mi. «¿Entrenador yo? Imposible», desvela Hermel en una de las conversaciones privadas que desvela en su libro publicado por la editorial Espasa.

«Solo hay dos jugadores de la Selección que ganó Francia 98 que van a ser grandes entrenadores, Deschamps y Blanc», le dijo. «Dos años después había estudiado para ser director deportivo y descubrió que no era lo suyo. Quería hacer algo que se vea en el campo y tener influencia en el juego de un equipo».

El libro ‘Zidane’ ya es el más vendido deportivo en el 2019 en Francia con más de 30.000 ejemplares, se ha publicado en Italia, Bélgica, Canadá, Holanda, Suiza y acaba de ver la luz en España.

«La génesis es el 31 de mayo de 2018 cuando asistimos a la surrealista declaración de Zidane anunciando que se marchaba del Real Madrid. Fue un momento impresionante. Su llegada a España cambió mi vida en 2001. Era un periodista de información general y pasé a ser deportivo. Me propusieron muchas veces escribir un libro o ser guionista de una serie en ‘Netflix’ pero siempre dije que no. Cuando se marchó y pensaba que tardaría años en volver, era el momento. Tenía que cerrar un capítulo de mi vida contando las conversaciones de Zidane durante 19 años. Quise dar a conocer al Zizou de verdad», confiesa el escritor.

No le hizo falta pedir autorización y la acogida cuando le enseñó lo escrito fue muy buena por parte de Zinedine. «En ningún momento me pidió nada. Me dijo «está muy bien escrito». Mi miedo era que me dijera que había desvelado demasiado de su vida privada, pero en cambio me pidió un libro firmado para sus padres. Hay un capítulo especial de la relación con su padre».

Asegura Hermel que lo que más le gusta a Zidane «es llegar a Valdebebas cada mañana y oler el césped. Es su alegría de cada día», y que ama la ciudad de Madrid que le costarás mucho dejar para futuros proyectos en el futuro. «Será seleccionador de Francia por no haber cerrado bien su historia. Provoca que tiene que volver y ganar el Mundial que no gano en 2006. Es parte de su destino».

Precisamente esa acción con Materazzi y el cabezazo que marcó su final, es lo único que el periodista confiesa que jamás ha hablado con Zidane. «Hemos hablado de todo salvo de una cosa que me da demasiado pudor, el cabezazo de la final del Mundial 2006. Le pregunté a un hermano para él como Dugarry con quien compartía habitación y me dijo que nunca se atrevió a preguntarle».

En el libro anuncia que se descubre a «un Zidane muy esotérico» y «mucho menos tímido de lo que piensa la gente». Lo resume en la frase con la que arranca: «Se que mi vida no es normal, que ahí arriba hay una estrella que me protege».

Fuente: besoccer.com

Deja tus comentarios