Griezmann está a punto

Antoine Griezmann quiere ser protagonista ante el Nápoles. El delantero francés se ha recuperado muy bien de la lesión muscular en el cuádriceps de la pierna derecha que sufrió el 11 de julio en Valladolid y ha pasado con éxito la prueba de los partidillos, el ensayo general que ha tenido el equipo azulgrana antes de la visita de los napolitanos. El ‘Principito’ solo será de la partida si finalmente el esquema elegido por Quique Setién es con tridente arriba o Messi en la punta del rombo con 4-4-2. Pero su presencia ha ganado números porque además ha respondido a la perfección, lo que habría incluso cambiado los planes del técnico cántabro.

Y es que la experiencia de ‘Grizzi’ en competición europea es notable y le puede ir muy al Barça en un partido tan decisivo y a cara o cruz. El de Macon acumula 70 partidos entre Champions y Europa League, en los que ha marcado 30 goles y ha dado 12 asistencias. 

Si nos fijamos solo en la máxima competición continental, los encuentros jugados son 63, contando y los goles, 24. Ocho de sus pases letales a un compañero acabaron en la red. Antoine ha visitado Europa con tres equipos: Real Sociedad, Atlético de Madrid y Barça.

A lo largo de su trayectoria, antes de medirse al Nápoles, Griezmann se había enfrentado a otros tres equipos italianos: Roma, Juventus e Inter. A los romanos les marcó un gol y dio una asistencia a Gameiro en la victoria 2-0 en el Vicente Calderón. Fue en la Champions de la temporada 2017-2018. En ocho partidos contra equipos transalpinos, ganó cinco, solo perdió uno, frente a la ‘Vecchia Signora’, y empató dos. Uno, el de San Paolo del 25 de febrero. El francés salvó al Barça en un mal partido. Su segundo gol en esta Champions tras estrenarse en el Camp Nou ante el Dortmund (3-1).

El derechazo ‘fusilando’ a Daniel Ospina a los 58 minutos  no fue el único gol celebrado por ‘Grizzi’ al Nápoles, pero sí el más decisivo. En pretemporada, los azulgranas se midieron dos veces a los napolitanos, una en Miami y la segunda, en Michigan. En el primer partido, que el Barça ganó 2-1 , jugó 45 minutos y mostró muy buena impresión. Suyas fueron las dos primeras ocasiones de peligro. Precisamente, ese choque se jugó un 8 de agosto y hará un año exacto el sábado.

Mucho mejor le fue al equipo tan solo tres días después al equipo y al delantero francés, pues marcó un gol que no olvidará: el primero como jugador del Barça. Fue el segundo del 4-0 con el que acabó el partido. ‘El Principito’ disparó a placer con la zurda tras una medida asistencia de Jordi Alba.

Con estos precedentes y las sensaciones del futbolista, Griezmann tiene números de ser titular ante los de Genaro Gattuso. Aunque tras el confinamiento estuvo muy irregular e incluso probó más de una vez la suplencia, hubo un antes y un después en su relación con Quique Setién a raíz de jugar solo los cuatro minutos de añadido ante su exequipo, el Atlético. ‘Grizzi’ enlazó tres titularidades seguidas antes de lesionarse. Ahora, ha vuelto a tope.

Fuente: sport.es

Deja tus comentarios