La fatalidad de Diakhaby no tiene fin

ENTRENAMIENTO DEL VALENCIA COQUELIN, KONDREDI, DIAKHABY, KONDOGBIA

La mala suerte de Mouctar Diakhaby en el Valencia no parece tener fin. El defensa francés no ha podido entrenarse aún debido a una lesión que arrastra desde el final de la temporada pasada. Este es el motivo por el que no ha podido dejarse ver con el nuevo entrenador Javi Gracia ni podrá disputar los primeros amistosos para tratar de convencer al nuevo técnico con el que parte de cero. De hecho, no se sabe bien aún cuándo podrá regresar a la competición. Diakhaby sufre una lesión en el tobillo derecho con afectación en el tendón de Aquiles. Se la produjo en un lance del penúltimo partido de Liga, el 16 de julio, frente al Espanyol . Tras diagnosticársele, estuvo en tratamiento en la ciudad deportiva y, con posterioridad se le indicaron unas pautas de recuperación en vacaciones. Según el parte médico del club «presenta clara mejoría clínica tras las pruebas radiológicas a las que ha sido sometido. A la espera de la resolución médica del cuadro continúa con el trabajo de fisioterapia y de readaptación en el gimnasio».

El día que se lesionó, Diakhaby se encontraba en pleno proceso de expiación por algunos errores groseros por los que había sido acusado por la afición y reprobado públicamente por el entrenador Albert Celades. Cometió dos penaltis frente a la Atalanta en el último partido antes del estado de alarma y otro más, contra el Levante, en el primer partido de la reanudación de LaLiga. Por eso, y por unas molestias, se quedó fuera cuatro partidos consecutivos.

Despedido el técnico catalán, Voro manejó el asunto con diligencia. Aprovechó que su primer rival era el Athletic para colocar al central señalado, con el pretexto de ganar altura en el área ante un rival que explota especialmente los balones aéreos. El Valencia perdió, pero Diakhaby no aparecía fuera de sitio en ninguna foto. El entrenador interino le siguió dando minutos con los que superar el trauma de los penaltis hasta que se lesionó en el minuto 77 de la penúltima jornada de Liga.

Por coste (15 millones en 2018) y edad (23 años) el defensa francés estaba llamado a continuar en el Valencia al menos una temporada con la que mejorar su imagen y tratar de buscar una venta el verano que viene para recuperar la inversión. Pero para eso tiene que convencer a Javi Gracia. De momento aún pasarán varias semanas antes de que se pueda poner a entrenar con el grupo. Lesionado también iba a resultar muy difícil traspasarlo este verano y no se encuentra en su mejor nivel de tasación.

Deja tus comentarios