La Juventus se asoma al abismo contra el Lyon

Vencida 1-0 en Lyon en la ida, la Juventus se encuentra entre la espada y la pared antes del partido de vuelta de los octavos de final programado el viernes en Turín (19H00 GMT) y se encomendará como hace habitualmente a Cristiano Ronaldo para evitar una eliminación que sería desastrosa.

La ‘Juve’ ya ha pasado antes por esta situación. En las dos últimas temporadas el conjunto piamontés se presentó en la vuelta de octavos con el agua al cuello.

Hace dos años, las cosas estaban mal luego de conceder un 2-2 en Turín contra el Tottenham y se pusieron peor cuando los ingleses abrieron el marcador en la vuelta. Pero en cinco minutos, el dúo argentino Paulo Dybala-Gonzalo Higuaín salvó a la ‘Vecchia Signora’.

Peor aún fue la temporada pasada. Vencidos 2-0 por el Atlético en Madrid, los ‘bianconeri’ tenían ante sí una remontada complicada y confiaron la misión a Cristiano Ronaldo. El portugués se encargó de todo y marcó un triplete que metió a los italianos en cuartos.

A priori, remontar el tanto de ventaja que lleva el Lyon, un rival mucho más modesto que el Atlético o el Tottenham, no parece un reto muy difícil para los turineses.

¿Pero en qué estado se encuentra realmente la Juventus? Los de Maurizio Sarri se han vuelto a alzar con el ‘Scudetto’ -su noveno consecutivo- y Ronaldo ha terminado la Serie A con 31 goles.

Sin embargo, mirando más de cerca, los motivos de preocupación son mayores que los aspectos tranquilizadores.

En los últimos ocho enfrentamientos de la temporada, el club ‘bianconero’ solo ha sumado 8 puntos. Tradicionalmente fuerte, su defensa ha concedido 43 tantos esta campaña, 19 de ellos en las últimas 10 fechas, una barbaridad.

El post confinamiento ha mostrado una Juventus vulnerable, frágil. Y la verdadera preocupación de los ‘tifosi’ es que el club no destaca en sus habituales puntos fuertes: rechazo a la derrota, solidez defensiva, capacidad de defender una ventaja.

– Lyon: sin ritmo pero sólido –

El entrenador del Lyon, Rudi Garcia, y sus jugadores se dieron cuenta. En la ida supieron manejar muy bien la situación frente a una Juventus que ya atravesaba por un mal momento, y ahora están en una situación de fuerza, porque si marcan un gol pondrían a los italianos en muchos problemas.

El conjunto francés, de su lado, teme su falta de ritmo, puesto que solo ha jugado un partido oficial desde que terminó la Ligue 1, la semana pasada en la final de la Copa de la Liga contra el París SG.

El OL perdió esta final en los penales pero firmó un partido sólido, que confirmó lo acertado de pasar a jugar en 3-5-2, algo que trastocó mucho a la ‘Juve’ en la ida.

A los turineses, por contra, no les faltará ritmo pero quizá sí un poco de combustible luego de un final de temporada agotador, con partidos cada tres días bajo el calor del julio italiano.

La reanudación ha sido intensa y la plantilla se ha llenado de jugadores lesionados (Dybala, Douglas Costa, Sami Khedira) o exhaustos (Rodrigo Bentancur, Miralem Pjanic, Blaise Matuidi, Leonardo Bonucci).

En el mejor de los casos, el bajo rendimiento de final de temporada puede obedecer a una distracción por la Liga de Campeones. En el peor, que a la ‘Juve’ le pesen realmente las piernas.

Con una elongación en el muslo izquierdo, Dybala, nombrado esta semana mejor jugador de la temporada en la Serie A, todavía es duda.

Fuente: infobae.com

Deja tus comentarios