LIGUE 1: Mandanda salvó al Marsella con una doble parada estratosférica (Jornada 8)

Steve Mandanda, en su partido 400 con el Olympique de Marsella, estuvo muy afortunado bajo palos. El veterano guardameta salvó a su equipo a poco del final con una doble intervención de mérito.

Un equipo siempre suma desde atrás. Si la portería la tienes cerrada con llave es complicado que alguien sea capaz de marcar y si el cancerbero está ‘on fire’, la cosa ya se convierte en una empresa difícil.

Mandanda, encargado de defender la portería del Marsella, dejó dos maravillosas paradas en la recta final del encuentro contra el Rennes.

Hunou, que salió desde el banquillo, se topó con el guardameta. El ’23’ remató en sus mismas narices por dos veces y ambas se las acabó sacando.

Deja tus comentarios