Marsella es un mar de dudas y nadie es intocable

Muchas turbulencias golpean el entorno del OM. Al no poder rectificar sus cuentas al final del último ejercicio económico reflejado en esta temporada, la UEFA sancionó al club marsellés por incumplimiento del «Fair Play Financiero».

El Marsella ha recibido una multa de 3 millones de euros y se le retendrá el 15% de los ingresos recaudados en copas europeas durante las próximas dos temporadas. Además, solo 23 jugadores podrán registrarse en la lista para participar en la próxima Liga de Campeones en lugar de los 25 habituales. Una desventaja cuando sabes que todavía tienes que encontrar más dinero para invertir y así poder competir dignamente en todos los frentes posibles.

Será necesario hacer una limpieza económica en particular con los altos salarios mientras se mantiene un equipo competitivo.

Muchos problemas para Villas-Boas y su personal técnico. Si comenzamos a enumerar los firmes candidatos a salir tenemos que comenzar por Kevin Strootman, Valère Germain o tal vez Dimitri Payet. Otros jugadores son transferibles siempre y cuando se paguen su precio. Bouna Sarr, por ejemplo, está trazado en 15 millones de euros.

Hay otros un poco más caros, pero a la vez indiscutibles en el OM, Morgan Sanson y Bouba Kamara podrían irse si llega una oferta de 40 millones de euros por cada uno.

 El caso Florian Thauvin es el más espinoso de todos. Quedándole un año más de contrato, el campeón del mundo podría estar en la pista de salida del Marsella. Sin embargo, Thauvin se plantó a no moverse del club.

«Te digo que me quedo», dijo Florian Thauvin en un directo efectuado por Instagram a finales de abril. Una declaración que no augura nada bueno para una hipotética decisión financiera del OM.

Frente a este muro, los líderes fijaron un precio bastante bajo para alentar a los cortesanos a morder la carnada. Según “L’Equipe”, 20 millones de euros serán suficientes para lograr que los líderes del Marsella abandonen al zurdo de 27 años. Un precio que parece irrisorio cuando uno recuerda que Jacques-Henri Eyraud había exigido 80 millones de euros en el verano del 2018, en aquel momento, Thauvin estaba en su valor más alto.

Desde entonces, el campeón del mundo ha sufrido muchos problemas físicos y prácticamente ha jugado muy poco. Claramente ha perdido valor, ahora se estima en 32 millones de euros según el sitio web Transfermarkt.

En lugar de ver al ex Lille marcharse gratis la próxima temporada, OM argumentará una oferta bastante baja con el objetivo de recuperar dinero por Thauvin. Aun así, es necesario que el jugador acepte abandonar Marsella donde está en casa. Tampoco hay que olvidar la opinión de André Villas-Boas en todo esto, el portugués al final de la historia es quien rendirá cuentas por el equipo la próxima temporada.

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios