Michaël Cuisance y la evaluación de su debut en la Ligue 1

Muy poco utilizado en el Bayern de Múnich y tras un fichaje abortado en Leeds, el centrocampista Michaël Cuisance dio interesantes impresiones en su debut con el Olympique de Marseille. Feliz de unirse al club de Marsella, el francés podría establecerse rápidamente como una pieza importante.

Esperado y estudiado por el Leeds United para convertirse en la bujía del medio campo del entrenador Marcelo Bielsa, Michaël Cuisance finalmente dejó el Bayern de Múnich como parte de un préstamo con opción a compra por el Olympique de Marseille, operación que se concretó el ultimo día del mercado de fichajes. Considerado una prioridad para el entrenador del Marsella, André Villas-Boas, el joven talento francés fue colocado inmediatamente en el terreno de juego contra el Bordeaux (3-1) el pasado sábado en la Ligue 1.

A falta de Dimitri Payet, sancionado, el técnico portugués había decidido optar por un 4-4-2 con un mediocampo en forma de diamante. Posicionado en un papel de numero “10”, Cuisance no escatimó esfuerzos y tuvo un buen comienzo con su habilidad para guiar el juego.

Involucrado en el tercer gol de su equipo con un gran pase a Jordan Amavi, cuyo disparo fue enviado a su propio arco por el jugador Pablo, el oriundo de Estrasburgo tuvo un buen comienzo para ser su primer partido con el OM. Con tan solo 21 años, el centrocampista pretende aprovechar esta experiencia en Marsella para continuar creciendo. En el Bayern logró mostrar su potencial la temporada pasada, pero le faltó continuidad para encontrar un lugar en este equipo.

«En el Bayern es cierto que tuvo un poco de dificultad, pero creo que hará un bien increíble en Marsella y espero que tenga una gran temporada con ellos», comentó su ex compañero Lucas Hernández para el programa “Téléfoot”.

Por su parte, Villas-Boas se encuentra en cualquier caso enamorado de su nuevo fichaje. “Hizo una muy buena actuación. Finalmente demostró ser muy bueno en esta posición. Es un debut muy exitoso para él”, valoró el portugués con una gran sonrisa.

Un comienzo prometedor que se confirmará el miércoles sobre el césped del Olympiakos en la Champions League.

Deja tus comentarios