Se encamina un juicio contra Michel Platini y Sepp Blatter

Michel Platini y el ex presidente de la FIFA, Sepp Blatter, ven que se acerca un juicio en Suiza. En particular por «fraude» y «abuso de confianza», ¿motivos?, pagos sospechosos que los ha colocado desde 2015 fuera del fútbol mundial con sentencias de prohibiciones, así informó la fiscalía a la agencia AFP este miércoles.

El “Ministère public de la Confédération” anunció en agosto a los dos imputados su «intención de iniciar la acusación» en su contra, dejándoles «presentar sus posibles requisiciones de prueba» antes de completar su investigación, precisó un vocero, confirmando la información al prestigioso diario francés “Le Monde”.

Este es, por tanto, un primer indicio de la dirección que ha dado este expediente dentro de la Fiscalía. Le corresponderá al Ministerio Público tomar formalmente sus requisitorias, luego el Juzgado Federal Penal de Bellinzone decidirá si abre o no el juicio.

Michel Platini, de 66 años, y Sepp Blatter, de 85, son procesados ​​por «gestión desleal», «abuso de confianza», «estafa» y «falsificación», todo debido al pago que hizo la FIFA de 2 millones de francos suizos (1,8 millones de euros) al francés en 2011 sin justificación escrita, por orden de Sepp Blatter.

Antiguos aliados que se han convertido en rivales, los dos ex líderes del fútbol mundial insisten sin descanso en que se trata de un pago restante a una labor de asesoría realizada por el triple Balón de Oro en 1999-2002.

«Si efectivamente hay una acusación, espero el juicio con optimismo. Finalmente, tendremos la oportunidad de poner todos los hechos sobre la mesa y esclarecer el caso», comentó Sepp Blatter en un comunicado dado por la AFP. Según los dos hombres, el acuerdo entre ellos se remonta a la primavera de 1998.

Sepp Blatter, quien se incorporó a la FIFA en 1975 como director de desarrollo, pero carecía de legitimidad deportiva, buscaba entonces el apoyo del ex campeón para asumir la dirección de la instancia.

Pero la FIFA, liderada desde 2016 por Gianni Infantino, por su parte deplora la ausencia de un contrato escrito que mencione en ese momento dicha remuneración, y exige el reembolso de Michel Platini.

Sin duda, existe un «acuerdo» escrito firmado en 1999, pero sólo prevé un salario anual de 300.000 francos suizos para Michel Platini. Tanto Platini como Blatter han explicado desde entonces esta inconsistencia refiriéndose a los «problemas de liquidez» experimentados por la FIFA en ese momento. Por lo tanto, habrían acordado oralmente que el salario adicional se pagara posteriormente, sin especificarlo por escrito, informó el Tribunal de Arbitraje del Deporte en una decisión emitida en 2016.

Además, ambos sospechan que Gianni Infantino o su séquito han alertado al Enjuiciamiento sobre este pago, descubierto justo cuando la presidencia de la FIFA parecía prometida a Michel Platini, entonces al frente de la UEFA, antes de que su asistente italo-suizo frustrara las previsiones al imponerse a la cabeza del fútbol mundial.

«Incluso hoy, me pregunto quién llamó la atención de la “Ministère public de la Confédération” sobre los hechos de 2011», escribe Blatter el miércoles, sorprendido de que la fiscalía suiza «todavía se esté ocupando» de un caso que se remonta a diez años atrás.

Junto a los cargos contra Sepp Blatter y Michel Platini, Gianni Infantino ha sido objeto desde el verano de 2020 de una investigación por «incitación al abuso de autoridad», «violación del secreto oficial» y «obstrucción al proceso penal».

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios