Zinédine Zidane lo tiene claro y no se preocupa por su futuro

Seis días después de su derrota ante el Athletic de Bilbao (1-2) por las semifinales de la Supercopa de España, el Real Madrid experimentó una mayor desilusión este miércoles perdiendo por los octavos de final de la Copa del Rey ante el Alcoyano (1-2), modesto equipo de la tercera división española.

Zinédine Zidane entiende que es el principal responsable de lo sucedido, y no se escondió en sus declaraciones. El galo está plantado en su contexto trabajando confiado y sin complejos.

«Es mi culpa. Yo soy el entrenador, entonces la culpa es mía. No es una vergüenza ni nada de eso, por supuesto que odiamos perder, pero es fútbol”, dijo el estratega.

“Tenemos que pensar en La Liga y en la Champions ahora”, apuntó el francés sobre los siguientes objetivos.

Sobre su continuidad en el banquillo del Real Madrid dijo lo siguiente.

“Estoy tranquilo, ya veremos qué pasa”, aseguró el técnico madridista en rueda de prensa.

Fuente: futbolfrances.com

Deja tus comentarios